Espacio publicitario
Descripción

Con una fina ornamentación, excelente iluminación y una sólida acústica, la joya arquitectónica y cultural sanducera ofrece una nutrida agenda para los gustos más diversos.
El Teatro Florencio Sánchez ofrece una atmósfera particular y una historia singular que vale la pena rememorar al recorrerlo.
Su origen se remonta a 1859, cuando se fundó la compañía que iría a construir un coliseo en Paysandú. Fueron 35 los accionistas, que tras aportar 240 pesos cada uno, sembraron la génesis de la actual teatro. Con estos fondos construyeron un primitivo edificio, denominado Teatro Progreso. La obra estuvo a cargo de Francisco Poncini.
En 1915 el edificio fue remodelado bajo la dirección de los arquitectos Jacobo Vázquez y Daniel Rocco, pero fue recién en 1921 cuando fue bautizado con el nombre que hoy lo identifica, en homenaje al dramaturgo más célebre de la patria.
El Teatro Florencio Sánchez tiene capacidad para 1.000 personas y en 1975 fue declarado Monumento Histórico Nacional.
Sobre su escenario, se interpretó por primera vez la partitura completa del Himno Nacional uruguayo, dirigido por José Debali (hijo), un 12 de octubre de 1915. En su nómina de celebridades figuran nombres de la talla de Luis Sandrini, Alberto Candeau, Atahualpa del Cioppo, Carlos Gardel,entre varios otros.​

Fuente: turismo.gub.uy

Dejá tu valoración
mood_bad
  • Aún no hay comentarios.